¿Sabías que la emisión de tu certificado digital por vídeo es GRATIS? Solo aquí 🙂

logotipo certificadoelectronico.es
hamburguesa menu solicitar certificado digital con certificadoelectronico.es

Menú

Cambio de titularidad de los suministros de tu casa

¿Tienes que hacer un cambio de titularidad de suministros? Te contamos cómo hacerlos para que puedas hacerlo fácilmente paso a paso.

Realiza este trámite más rápido con Certificado Digital

Última revisión

7 Ago, 2023

Categoría

Bombilla - cambio de titularidad de suministros - CertificadoElectronico.es

¿Cómo hacer un cambio de titularidad de suministros? Si has comprado una casa en el mercado de segunda mano, quizás sea imprescindible que realices el cambio de titularidad de los suministros. ¿Sabes cómo hacerlo?

 

La importancia de cambiar la titularidad de los suministros

Ya eres propietario de una nueva vivienda o incluso es posible que te hayas hecho con un nuevo local de negocio. Después de todo, lo más probable es que hayas pasado por una retahíla interminable de idas y venidas a la inmobiliaria, a tu entidad bancaria, al despacho del notario y al fin, te encuentras feliz por tener tu nueva propiedad en orden, pero también agotado de todo el papeleo y tantos quebraderos de cabeza, máxime, si para colmo has decidido reformar y cambiar algunos aspectos para que todo esté a tu gusto.

Pero aún queda algo muy importante que no puedes pasar por alto, y es el cambio de la titularidad de los suministros que estén dados de alta en el inmueble.

Desde el mismo momento en que formalizamos la firma de la compraventa con el anterior propietario y ante notario, empezamos a ser responsables de todo, incluso aunque no haya pasado por el Registro de la Propiedad. Diferir en el tiempo la decisión de cambiar los suministros a nuestro nombre, nos puede traer en el futuro y con toda probabilidad, conflictos tanto con el anterior propietario como con la compañía suministradora anterior.

 

¿A quién corresponde asumir los gastos de cambio de suministros?

Generalmente, será el comprador quién acarree con los gastos que se generen por todos los trámites de estos cambios, si bien, tampoco es extraño que se dé la circunstancia de que, de común acuerdo entre ambas partes, se puede pactar otro modo de afrontar este desembolso, pues a ambos beneficia a fin de cuentas; todo es posible si dentro del proceso de negociación de las condiciones de compra y venta, y dentro de la legalidad vigente, las partes acuerdan lo que más les convenga.

 

¿Cómo se hace el cambio de suministros?

Lo más habitual es que en la nueva vivienda que hemos adquirido, si es de segunda mano, tenga vinculados a la propiedad contratos de suministro de agua, de electricidad y de gas. Estos tres servicios son los imprescindibles y que normalmente estarán en vigor si la vivienda o local de negocio estaba habitada o en funcionamiento con anterioridad.

Es imprescindible si hemos optado por cambiar el titular de estos contratos, que el anterior propietario y vendedor nos entregue la última factura recibida antes de la venta, pues en ella vamos a poder identificar los datos que nos van a ser necesarios para proceder al cambio.

En esa factura encontraremos los datos de identificación del anterior titular del suministro en cuestión, el domicilio de suministro, el número de contrato, y dependiendo del tipo de servicio de que se trata, podemos encontrar tipo de tarifa, potencia contratada, bonificaciones, etc., que nos serán de gran utilidad en nuestros trámites.

Tanto si lo que vamos a cambiar a nuestro nombre es el contrato de luz, de agua o de gas, tenemos habitualmente tres modos diferentes de hacerlo: Vía telefónica, de forma presencial o telemática. Te contaremos como hacerlo.

 

Cambio de titularidad del agua

No nos apresuremos y lo principal es comprobar que toda la instalación está en perfectas condiciones de uso y en regla. Debemos revisar por nuestro técnico de confianza tanto el contador como el resto de tuberías e instalación para asegurar que no existen fugas, otros desperfectos que puedan darnos sustos inesperados.

La compañía de agua nos va a solicitar distintas formalidades dependiendo de la empresa que se trate y de la ciudad en que se ubique el inmueble, pero en general, nos darán la opción desde la web correspondiente, de hacer esta gestión modo online, para lo cual debemos indicarles:

  • Identificación del contrato actual mediante n.º de contrato y DNI del actual titular
  • Nombre, apellidos, DNI, email, número de teléfono y cuenta bancaria de la nueva titularidad
  • Última lectura del contador
  • Código de Unificado del Punto de Suministro (CUPS)
  • Número de tarifa
  • Escrituras de propiedad del inmueble
  • Y fotocopia del DNI o NIF de todos los solicitantes

Si elegimos el modo presencial debemos acudir a la oficina correspondiente, normalmente con cita previa, en muchas ocasiones, con la documentación original y copia que acredite todos y cada uno de los datos enunciados más arriba.

Si tenemos la opción de usar la vía telefónica, mediante atención desde la operadora responsable, se nos tomará nota de todos los datos que posteriormente tendremos que acreditar mediante el aporte de los documentos que así lo verifiquen.

 

¿Qué coste lleva asociado el cambio de titularidad de agua?

Normalmente, en el caso de las compañías de agua, este trámite no suele tener un coste asociado más allá que el que supone el depósito de una fianza, para evitar futuros impagos del propietario, y que le será devuelta una vez finalice el contrato y seremos nosotros como interesados quienes nos encarguemos de solicitar esta devolución, pues de lo contrario, nos quedaremos sin ella, ya que las compañías de oficio nunca lo van a hacer.

El importe de esta fianza, es variable, y en la mayoría de los casos estará en función del equipo de medición o contador de agua que tengamos, y oscila de media entre los cincuenta y cien euros.

 

Cambio de titularidad de la electricidad

Este quizás sea el suministro que más nos preocupe por el elevado coste que ha experimentado en los últimos años, y será primordial que antes de proceder a su contratación mediante ese cambio de titular del contrato, nos asesoremos detalladamente sobre las distintas tarifas y coste a pagar en cada supuesto.

No olives hacer una estimación del consumo energético total de tu hogar o negocio, que será variable según los aparatos eléctricos de los que dispongamos; en esta tarea desde los mismos agentes comerciales de la empresa de suministro eléctrico nos pueden orientar sobre la tarifa más idónea.

Una vez tengamos claro el plan y tarifa por la que nos vamos a decantar, misión casi imposible hoy día con el bombardeo de ofertas y planes que existen, el siguiente paso será solicitar el cambio de titularidad al mismo tiempo que podemos optar por solicitar el cambio en la tarifa, todo al mismo tiempo.

Los datos y documentos a facilitar a la empresa de electricidad serán prácticamente los mismos que nos van a pedir para el suministro de agua y de gas y los mecanismos para hacerlo, también serán de forma presencial, telefónica o telemática.

Tener a mano la factura última será primordial para identificar todos los datos, así como el código CUPS y que será lo primero que nos van a requerir, así como nuestros datos bancarios.

Para que el cambio se haga efectivo se deberán aportar la siguiente información a la comercializadora:

  • Datos personales del anterior titular del suministro: nombre, apellidos, DNI.
  • Datos del nuevo titular de la luz: nombre, apellidos, DNI.
  • Código Universal del Punto de Suministro (CUPS). Lo podrás localizar en la factura de la luz.
  • Número de cuenta bancaria donde se domiciliará el recibo de luz.

 

¿Qué coste tiene?

Como peculiaridad hay que resaltar, este cambio de titularidad es gratuito, al tratarse de un solo trámite burocrático que no conlleva ningún coste para el titular.

Hay muchas compañías que como reclamo ofertan incluso el cambio de tarifa o de compañía eléctrica sin tener que abonar ningún importe y se puede realizar en cualquier momento, pero en otras ocasiones sí se nos puede generar un coste adicional: si, por ejemplo, tenemos que aportar una actualización del boletín eléctrico cuyo coste varía entre los cien y los ciento cincuenta euros; la modificación del nivel de potencia eléctrica si es para elevarlo nos costará sobre sesenta euros más, si, por el contrario, queremos reducir la potencia su precio será alrededor de veinte euros.

 

Cambio de titularidad del gas

Al igual que para el suministro de la luz y el agua, si pretendemos solicitar el cambio de titular, lo primero que debemos hacer es comprobar el estado de la instalación en su totalidad, pues de ello dependerá nuestra seguridad.

La mayoría de las compañías tienen la posibilidad de ofertar sus trámites vía telefónica, online o de forma presencial; y debes tener los siguientes documentos:

  • Nombres y números de DNI del anterior y el nuevo titular
  • Tarifa de acceso al gas
  • Código Unificado del Punto de Suministro (CUPS)
  • Número de cuenta bancaria

Y el coste del cambio de titular del suministro de gas también es gratuito.

En los tres supuestos relacionados de gas, electricidad y agua, puede ocurrir que el cambio de titularidad del contrato y por ende, de la titularidad, se deba a que el titular anterior haya fallecido y seamos herederos, en tal caso, además de la documentación ordinaria, deberemos acreditar tal suceso mediante:

  • Certificado de defunción.
  • Libro de Familia.
  • Declaración de herederos.
  • Documentación acreditativa del derecho de disponibilidad sobre el Inmueble.

 

¿Que pasa si no cambiamos la titularidad de los suministros?

Es obligación del nuevo propietario hacer este cambio de titularidad de los suministros que estén dados de alta en la vivienda que adquiera, como de igual forma, una vez que se formaliza la venta, también está facultado para darlos de baja si así lo deseara.

Si bien es habitual que, para ahorrar los elevados gastos que conllevan las nuevas altas de suministros, ya sean agua, luz o gas, entre el vendedor y comprador se suele llegue al pacto de realizar ese “cambio de titularidad” de modo que el comprador su subroga en la posición que tenía el vendedor en iguales condiciones, siendo este cambio menos costoso que dar un alta nueva.

¿Pero qué ocurre si a pesar de dicho compromiso, el nuevo propietario no lo cumple? En este caso, el vendedor del inmueble no tiene obligación alguna de mantener los suministros en alta de forma indefinida; si tras un tiempo prudencial desde la venta, siguen estando a su nombre estos contratos, puede solicitar la baja, acreditando que la propiedad ya no es suya, y de este modo evitará problemas con la compañía suministradora si las facturas de consumo que se vayan devengando con posterioridad a la venta, resultaren impagadas.

De este modo, el vendedor se desvincula de la obligación de seguir pagando suministros cuyo consumo él ya no está generando, sin responsabilidad alguna de lo que con posterioridad suceda; eso sí, siempre es conveniente dar aviso de esta situación al que ya es nuevo propietario para evitarnos problemas en el futuro.

 

Uso de las aplicaciones

Las nuevas tecnologías nos permiten estar al día de todos nuestros compromisos, obligaciones y datos personales, por ello lo aconsejable es que una vez que tengas todos los contratos a tu nombre, te descargues la aplicación de cada una de las compañías suministradoras, en ellas, encontrarás toda tu información, las herramientas que te permitirán ahorrar y tomar el control de tu factura, y realizar cualquier gestión o comunicación con ellas. ¡No te quedes atrás y ponte a la última!

 

Y recuerda que para hacer cualquier trámite online frente a la administración pública, necesitarás tu certificado digital para identificarte. ¡Consíguelo GRATIS y, si quieres, en minutos con CertificadoElectronico.es!

¿Sabías que ya puedes hacer tu certificado digital por vídeo GRATIS? Solo en CertificadoElectronico.es

Imagen

Solicita tu certificado digital por vídeo GRATIS aquí

Y si quieres, en 30 minutos y con ayuda para instalarlo

Nuestro blog

Artículos relacionados

×